Olba, una localidad ubicada en una comarca considerada como “desierto demográfico”, ha logrado que su escuela, a punto de desaparecer hace casi 20 años por contar con solo cuatro alumnos, sume para el próximo curso 45 matrículas.

 

Enlace a la noticia en la web de El Diario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies