Lara de los Infantes

Lara de los InfantesSituaciónHistoriaPatrimonioAsociacionesNoticiasServiciosDe interésEnlaces
La villa que da nombre a una comarca y a una destaca familia noble, se sitúa al pie de un accidente montañoso, el picón de Lara, en cuya cumbre se levanta una torre vigía, desde la que se domina todo el amplio valle de Arlanza que se abre a sus pies.Se accede a la misma desde la carretera nacional de Burgos a Sagunto, la Nº 234, tomando la desviación hacía Quintanilla de las Viñas o la existente en Mambrillas de Lara.
Tiene en su haber un gran peso en su historia. En Lara nacieron y vivieron hombres que dejaron su granito de arena para que hoy se les recuerde. Fernán González, Los Siete Infantes de Lara y otros que participaron con sus obras y sabemos de ellos, pero también les hay que sólo nos dejaron sus restos, fuentes romanas, pozos, etc., que van viendo la luz poco a poco.Los primeros asentamientos los tenemos en la cueva de Valpoza (Bronce) donde había un manantial y valles para cazar. Cuando el hombre empezó a dedicarse al pastoreo del ganado hizo sus primeros monumentos en el dolmen de Cubillejo de Lara. Este valle fue habitándose poco a poco hasta la llegada de los celtas (800 a. de C.) y empezaron sus primeras construcciones. De ello queda constancia en los castros celtas de la Muela y la Peña. Los celtas son los primeros en trabajar la piedra.Los romanos llegan hacia el 200 a. de C. y perduran hasta el 400 d. de C.. En estos 600 años aproximados Lara conoce un gran explendor. Se construyen villas, casas señoriales, calzadas y fuentes. En nuestros días dan fe de su paso por Lara la gran cantidad de estelas funerarias repartidas por algunos museos europeos, lo cual nos demuestra que existió una gran necrópolis. Cuando el gran imperio romano cayó, llegaron “otros pueblos”. El más destacado fue el visigodo y su mejor constancia la encontramos hoy en Quintanilla de las Viñas donde trabajando la piedra construyeron auténticas maravillas.Los visigodos llegaron a Hispania hacia el 507 y continuaron hasta la invasión musulmana en el 711. Con la ocupación musulmana llegamos al 932, año en el que el Conde Fernán González consigue independizarse del Reino de León. Esta es la etapa en la que Lara conoce su máximo explendor. Es la etapa de Fernán González, conocido por los sobrenombres del Buen Conde y Conde de Lara y que, más tarde, sería Conde de Burgos. El castillo, en sus ruinas, nos de una idea de la importancia que tuvo en su tiempo. Allí empezó a fraguarse la historia de Castilla, él fue su cuna, y desde sus muros comenzó la auténtica reconquista de las tierras de España.A medida que la Reconquista iba avanzando, el punto estratégico de Lara, que dominaba la zona sur de la Sierra de la Demanda, fue perdiendo importancia ya que sus defensas no eran necesarias, por lo que fue abandonado. Los sucesivos alcaides que regían la fortaleza se transladaron a Barbadillo del Mercado que era un núcleo de población mayor. Su ruina iba aumentando. En torno al s.XVI pierde todo su poder político y queda en simple pueblo, como tantos otros.Los últimos reyes que nombraron sus representantes de Lara fueron los Reyes Católicos hacia el año 1.504. Carlos I ya no los nombraría. En 1.763 ya se habla del Castillo de Lara como una fortaleza en ruinas.

Casa de Lara

Fernán González

Historia de los 7 Infantes de Lara

Cultural

Iglesia de la Natividad de Nuestra Señora de Lara de los Infantes

Este templo se alza sobre un montículo al este de la pequeña población de Lara, situada en la base del legendario Picón de Lara. Se cree que la primitiva fábrica contaba con tres naves, las laterales rematadas con absidiolos. Sin embargo, en la actualidad presenta una sola nave con ábside semicircular, un atrio, antaño porticado, la torre a los pies y una sacristía del siglo XVIII. Asimismo, rodeando esta obra, existe un potente murete fechado en ese mismo siglo. Por lo tanto, es posible hablar de diferentes momentos constructivos que abarcarían desde los tiempos prerrománicos hasta la época barroca, pasando por los estilos románico, gótico y renacentista.Al exterior, todavía se pueden observar muchos elementos con formas románicas. Entre los mismos, se encuentra el ábside. Éste presenta dos niveles separados por una imposta que se prolonga a lo largo de la nave de la iglesia. Consta de cinco paños separados por semicolumnas adosadas que arrancan de bloques prismáticos y se rematan con motivos vegetales. En el paño central aparece una saetera de medio punto, con arquivolta exterior y decoración interior de flores inscritas en círculos. Hacia el interior, el ábside se cubre con bóveda de horno. Tanto éste como todo el presbiterio cuentan con un alero decorado con canecillos con placas rectangulares. El acceso al templo se realiza a través de una portada románica de medio punto, avanzada sobre el muro y adornada con cinco arquivoltas baquetonadas. Estas últimas descansan sobre cestas decoradas con motivos vegetales y animales de claro sabor silense. A los pies del templo se sitúa la torre, la cual presenta un nivel inferior de cronología románica, mientras que el superior parece ser del siglo XVII.En el muro del atrio, porticado en el pasado, se conservan varios ejemplos de ventanales sencillos y geminados con arcos de medio punto baquetonados, que reposan sobre cestas con motivos vegetales y animales cuya factura permite datarlos a mediados del siglo XIII. Actualmente, dichos arcos se encuentran cegados. Por otro lado, tanto en el muro septentrional como el meridional se aprecia un recrecido de época gótica. En el primero se conservan un vano de medio punto y dos arcos apuntados.En el interior destaca la presencia de cubiertas con una cronología posterior; en concreto, la nave se remata con bóvedas estrelladas del siglo XVI, y el crucero, con cúpula sobre pechinas del siglo XVII.

Descargar el Díptico Informativo de la Iglesia de Lara de los Infantes

Castillo de Lara

La localidad de Lara de los Infantes, se inserta dentro de la histórica zona conocida como “Tierras de Lara”. Los importantes restos de épocas pasadas encontrados en sus alrededores hacen pensar en este lugar como un destacado punto neurálgico en el territorio. En lo alto de la Sierra de Peñalara hay un castro de la Edad de Hierro, defendido con doble muralla, y en el mismo espigón rocoso se han encontrado vestigios de otra población. Asimismo, son numerosos los restos romanos hallados y existe una calzada que transcurre próxima a este municipio.Se cree que Lara de los Infantes fue fundada en el año 902. Su fortaleza ya existía en tiempos de Fernán González, convirtiéndose en un hito fundamental para la historia del territorio castellano. Dicho personaje fue nombrado conde de Castilla en el año 932, y, a partir de ese momento, logró articular institucional y políticamente un vasto territorio que incluyó las provincias de Burgos, Vizcaya, y parte de Álava, Guipúzcoa, Cantabria, La Rioja, Palencia y Soria. También cabe señalar su arrojo guerrero contra los musulmanes, en especial, contra Abderramán III. Este castillo estuvo en manos de la prestigiosa casa de los Lara. Las constantes disputas entre la realeza y los nobles durante el siglo XIII provocaron que esta construcción estuviera en algunos momentos en manos de la corona y en otros en manos de esta familia. En el siglo XV, los Cartagena pasaron a detentar la alcaidía de Lara, pero con la llegada de los Reyes Católicos, este cargo recayó en los corregidores de Burgos, cuyo concejo ostentaba el señorío sobre la villa de Lara desde 1255. A principios del siglo XVI, las noticias que se tienen acerca del castillo indican que éste ya se encontraba en ruinas.La fortaleza, en estado de evidente ruina, se alza en un extremo del denominado Picón de Lara, elemento distintivo sobre la comarca de Tierras de Lara. En dicho emplazamiento todavía quedan restos de la cerca asentada directamente sobre la roca; tras ella, se puede apreciar el foso. El único paramento conservado pertenece, probablemente, al del oeste de la torre del homenaje, construida con granito y cal forrados con excelente sillarejo. Al norte se aprecian restos de una construcción abovedada de apariencia muy posterior, realizada en piedra y ladrillo. El castillo de Lara de los Infantes experimentó diversas reparaciones a lo largo de los siglos. Gracias a las diferentes noticias sobre estas intervenciones, es posible conocer algunos datos sobre su aspecto en el pasado.La fortaleza estaba compuesta por seis torres, más la del homenaje, que contaba con cuatro pisos. Asimismo, existía un puente desde las murallas exteriores a la puerta de la torre. A finales del siglo XVI, y gracias a un informe elaborado por el maestro Pedro de Castañeda, se sabe que el lugar estaba en un estado ruinoso, que requería de una inmediata reparación.

Ermita de San Julián

Sobre este templo, desaparecido en la década de los cuarenta del siglo XX, conservamos la memoria de dónde estuvo situado y fotográfias históricas. Por ello sabemos que fue una construcción de planta basilical, de una sola nave, con muros de piedra sillería, de excelente estereotomía, con cubierta de parhilera, una portada abierta a los pies y otra posiblemente al mediodía y remate en cabecera de planta cuadrangular que se debió cubrir con bóveda de medio cañón o tal vez cúpula sobre pechinas.Las formas de los sillares, el aparejo del muro y la estructura general que podemos deducir de las fotografías indican que probablemente estemos ante una construcción de finales del siglo IX o comienzos del X. Hemos perdido uno de los testigos tal vez de mayor peso y envergadura del mundo prerrománico de la zona. De todas las maneras queda una importante inscripción de uno de los sillares de este templo, en la actualidad depositado en el museo arqueológico de Burgos. La susodicha inscripción reza así:

” [cruz] IN N(omi)NE D(omi)NI

GVNDISALBVS ET RVDERICVS FECERVNT/

ISTAM CI(vita)TEM [¿?] SVB REGE D(omi)NO/

ADEFONSO IN ERA DCCCC.”

(“En nombre del Señor: Gonzalo y Rodrigo hicieron esta ciudad (templo), en el reinado de Alfonso, en la era 900 (año 862)”)Estamos ante una obra de la segunda mitad del siglo IX, que seguramente tuvo muchas relaciones formales con las reformas habidas en la ermita de Santa María de Quintanilla de las Viñas y que debió ser un antecedente de muchos de los templos prerrománicos que aún podemos ver en la actualidad.Más información

Etnográfico

Fragua

Un edificio frecuente en muchas localidades es la fragua que se asocia o está cerca del potro.La fragua se compone de un fuelle, hogar para calentar el hierro, yunque y un pilón de agua para templar las herramientas o utensilios reparados o elaborados.

Fuentes

En Lara tenemos tres fuentes. Dos de ellas son romanas, conocidas aquí por los pozos. Una es la Fuente Bajera, y la otra el Pozo de Carrajido. Tienen forma cuadrada, con una profundidad de tres o cuatro metros, las dos cubiertas, una en arco y la otra con hojas de piedra rectangulares. Su caudal no fue muy grande, pero si su frescor. La más utilizada y apreciada era la Fuente Bajera, que se encuentra al final de una antigua calzada romana de la que aún perduran restos pétreos de sillería en sus laterales ocultos por la vegetación y la maleza.En paralelo, encontramos un antiguo pilón que tenía dos funciones: una de abrevadero para el ganado, y otra, con el agua sobrante, de lavadero. Las mujeres solían bajar a lavar sus ropas.

Fuente bajera

 

Fuente de Carrajido

   

Fuente de dos caños

La fuente de dos caños situada en la plaza fue construida en el año 1.910. Hasta entonces el agua se recogía en los pozos, dos públicos y los demás privados. Consta de una piedra tallada en forma de atalaya. En ella están incrustados dos caños, y bajo ellos, una base con reja de fundición donde posan los botijos y calderos para su llenado. El agua sobrante pasa al pilón donde se aprovecha para el ganado y el lavadero.También hay que hacer notar que en 1.993 se cambió la pila de apoyo. La anterior era de material calizo con unos dibujos muy simples esculpidos en ella. La actual es de arenisca, más facil de tallar y copia aproximada de la anterior. Los caños actuales son de acero inoxidable, los anteriores de latón o bronce.El pilón es de forma rectangular en piedra caliza tallada y amachambradas unas a otras, con sus pequeños contrafuertes en forma de pequeños boliches seccionados. En su lado derecho, hacia la mitad, se encuentra una estela romana colocada en alguna reparación.

   

Horno

Habituales también -aunque en muchos casos no hayan llegado a nuestros días- son los hornos y horneras, generalmente de planta cuadrada, con un horno fabricado de adobe en forma cónica, colocado sobre una plataforma de piedra. Además, en la zona de la boca del horno se suelen disponer la artesa o artesas, un banco para colocar la masa preparada para coger y para colocar las palas. La boca del horno, donde se enciende inicialmente el fuego, comunica con una chimenea para la salida de humos. Es un edificio que tiene habitualmente cubierta a cuatro aguas porque suele ser construcción exenta y de planta cuadrada.

   

Potro

El potro es una sencilla estructura de madera, de uso público, preparada para herrar los animales destinados al trabajo o al transporte.

  

Poza

Natural
En Lara de los Infantes existen las siguientes asociaciones:

  • Asociación Recreativo Cultural “Los 7 Infantes”
  • Asociación Juvenil “Lara de los Infantes”: nació en mayo de 1998. Fue creada por los jóvenes del pueblo con el objetivo de realizar actividades de ocio y recreativas con el fin de unir y entretener de alguna forma a la gente del pueblo como de pueblos cercanos. La asociación cuenta con la antigua escuela como sede (cedida en su momento por el ayuntamiento) en donde lleva a cabo dichas actividades, y en donde se reúnen los jóvenes del lugar para pasar las tardes. Nuestro principal objetivo es el entretenimiento y la unión de los jóvenes tanto de nuestro pueblo como con los pueblos de alrededor. Para este fin, durante los años que lleva en activo la asociación, se han organizado actividades como: Día del niño, Miniolimpadas (organizadas en colaboración con otros pueblos), Campeonato de Futbito Juvenil (6 ediciones), Fiestas Patronales, Campeonato de Futbito senior “Lara de los Infantes” (17 ediciones), Conciertos, Cenas, etc…

La Junta directiva de la A.J. “Lara de los Infantes” la conforman:

  • Presidente: D. David Santamaría Moreno
  • Vicepresidente: D. Jorge Vázquez Barroso
  • Secretaria: Dña. Laura Heras Santamaría
  • Tesorera: Dña. Carolina Hernando Cuesta
  • Vocal: D. Víctor Heras Santamaría
  • Vocal: D. César Santamaría Moreno

Asociación Juvenil “Lara de los Infantes”

C/Barrio Este Nº2, C.P.09651.   Lara de los Infantes, Burgos

E-Mail: larahqf@hotmail.com

San Gregorio 2018

Lugar: Lara de Los Infantes (Burgos) Día: Sábado 5 de Mayo Hora: 12:00h – Santa misa 13:00h – Actuación del grupo de danzas infantil “Tierra de Lara” 14:00h – Almuerzo popular…

La sede de la Asociación los Siete Infantes de Lara sirve también como cantina del pueblo.Abierta de Abril a Octubre todos los fines de semana y de Julio a Septiembre a diario.

Las fechas más importantes en Lara de los Infantes son:

  • 9 de Mayo San Gregorio.
  • 4º fin de semana de Agosto donde se celebran las Fiestas Patronales.
  • 8 de Septiembre La Natividad de Nuestra Señora.