Tañabueyes de la Sierra

Tañabueyes de la SierraSituaciónHistoriaPatrimonioAsociacionesNoticiasServiciosDe interésEnlaces
 
 
Cultural

Retablo de Santa Eulalia

El retablo de Santa Eulalia de Mérida pertenece a la Parroquia de Tañabueyes de la Sierra, realizado en el primer tercio del Siglo XVI (1523), a base de pintura sobre tabla y talla  en la calle central (obra mixta), su autor es Anónimo y tiene unas dimensiones de 4,40 m. de alto por 4,23 m. de ancho. 

 

 

La Diócesis burgalesa llevó a cabo su traslado, unilateralmente, para su restauración en Febrero de 1988, ésta se realizó en el taller diocesano y en el centro de Estudio y Restauración de Obras de Arte de Madrid que colaboró desinteresadamente, no obstante fue la obra más costosa de realizar.  Desde entonces permanece en el Museo Diocesano del Retablo.  El retablo de Tañabueyes es el más antiguo de los que se presentan en el museo. Su arquitectura y decoración está a caballo entre el gótico tardío y el inicio del renacimiento.  Está compuesto por una predela rectangular en la que descansan los seis pináculos góticos que conforman las cinco calles que cierran el retablo poligonalmente, ajustándose al frente del paramento de la nave con un guardapolvos.  Las calles son desiguales y los cuerpos se disponen en diferentes niveles.  Seis vírgenes mártires, cada cual con su distintivo, componen la predela y así Santa Bárbara con la torre; santa Apolonia con la tenaza, Santa Catalina con la espada, Santa Úrsula con la flecha, Santa Águeda con los pechos y Santa Lucía con los ojos. 

 

Ocho tablas y tres esculturas componen  las cinco calles del retablo.  En la calle lateral izquierda se ven las escenas de la Santa ante el guardián del palacio (primer cuerpo) y sobre ésta la culminación de su martirio en las llamas; en la siguiente calle observamos la escena de los azotes en el primer cuerpo y en el segundo la Anunciación, tabla esta de clara influencia flamenca; la calle central la compones tres cuerpos  alojando cada uno de ellos sendas esculturas: talla de la Santa, la talla de Asunción a los cielos entre ángeles y en el último cuerpo el calvario, Cristo en la cruz, la Virgen y San Juan; en la cuarta calle la Santa ante el gobernador y sobre esta tabla la maternidad de la Virgen, también de influencia flamenca y en la quinta calle el tormento del aceite hirviendo y la escena de la hoguera.La gran riqueza decorativa  de este retablo como son los pináculos, la crestería, los doseles, las cardinas  y los brocados de oro y plata de la predela le hacen, sino único, sí singular.

 Descargar el Díptico Informativo de la Iglesia de Tañabueyes 

Etnográfico

Fuentes

Fuente

Todos los vecinos iban a la fuente a por agua para el consumo diario, hoy día todavía hay vecinos que van a por agua para beber, pues prefieren esta agua de la fuente que el del abastecimiento general. Además de la fuente, colindante se situaba un segundo lavadero que como el anterior se ha estado usando hasta la llegada de las lavadoras.

 

Fuente del “Cubillón”

Durante muchos años esta fuente, con exceso de cal, fue uno de los dos lavaderos del pueblo.

 

 

Horno

El horno, propiamente dicho, está en muy mal estado como puede comprobarse en las fotografías, pero esta circunstancia nos permite ver tanto su bóveda, en la foto superior, como su composición en la foto inferior, donde vemos que sobre un zócalo de piedra se forma la bóveda con material cerámico (tejas) cogidas con mortero de cal, no se quema fácilmente y guarda muy bien el calor. 

Potro

En todos los pueblos había un potro donde herrar al ganado vacuno que trabajaba el campo.Después de espalmar las pezuñas, se les colocaba unos “cayos” para protegerlos de las piedras u otros elementos que podían lastimar sus pezuñas.Se encuentra en aceptable estado de conservación, no obstante se restaurará la cubierta y adecentará su interior.

 

Natural
En Tañabueyes de la Sierra tenemos por lo menos dos árboles sobresalientes: la Morera y el Roble negral,  éstos no son solamente unos árboles, son testigos de la historia, estimulan nuestra curiosidad, acrecientan nuestra admiración y hacen volar nuestra imaginación.Tanto la morera como el roble negral por sus características y proporciones – su belleza, longevidad, dimensiones inusuales, forma, situación, etc, que les hacen singulares y diferenciados –  se pueden considerar árboles sobresalientes. En el centro de Tañabueyes, lugar de reunión de propios y “extraños” (aquí no hay extraños, todos son “amigos”), se ubica la morera milenaria que viene a ser el santo y seña de nuestro pueblo.   Nuestra morera, los monjes nestorianos, en el siglo VI, introdujeron esta especie en Occidente, ha sido durante siglos testigo silencioso de un sin fin de reuniones y por tanto de decisiones tomadas a su amparo,  que quedaban aceptadas por la comunidad, cual si fuesen un verdadero documento escrito con el visto bueno del silencioso testigo.

 

Sus hojas son alternas, ovales, enteras o lobuladas (en los jóvenes más lobuladas) y de márgenes dentados.  Posee pequeñas flores que crecen formando espigas apretadas y alargadas.  Tras la floración surgen los frutos, formados por pequeñas drupas, entre 2-3 cms. de largo, llamadas moras de color blanco a rojizo.  Su sabor, es mejor probarlas in situ, y nunca coger mas de las que se van a comer, pensando en los demás y porque pierden bastante de un día para otro.Referente al roble negral o carballo  diremos que es una especie poco abundante en nuestra zona, mientras que en la cornisa cantábrica es el árbol por excelencia.  Nuestro roble negral es el único ejemplar de su especie que tenemos en la dehesa y tal vez por eso y por su porte llame nuestra atención.

 

 

 

Club Social

Abierto de Lunes a Viernes de 19 a 23 horas y Sábado y Domingo todo el día.En el año 2009 se realizó una importante obra de restauración en el antiguo bar, quedando ahora un lugar de reunión agradable donde reunirse. 

Productos

Coto de caza

Las especies cinegéticas que se pueden encontrar en el coto de Tañabueyes son:

  • Jabalí
  • Perdiz
  • Becada o sorda
  • Corzo
  • Zorro
  • Conejo
  • Zorzales
  • Paloma torcaz

 

Coto micológico

Las setas  comestibles más frecuentes  que se pueden encontrar en el coto micológico de Tañabueyes son (hacer clic en la foto para más información):

Las fechas más importantes en Tañabueyes son:

  • 1º Domingo de Octubre, Nuestra Señora del Rosario